Los 3 proyectos arquitectónicos mas altos de la época moderna

Septiembre, 09
post-image

1.- Burj Khalifa. Burj Khalifa es el edificio más alto del mundo y un auténtico icono global. Toda una maravilla de la ingeniería; representa el corazón y el alma de la ciudad de Dubái.

Con sus 828 metros de altura, esta majestuosa estructura se encuentra junto al Dubai Mall y atrae a visitantes de todo el mundo desde su apertura en 2010. Las vistas inigualables desde el interior del rascacielos se pueden disfrutar desde dos miradores distintos: por un lado, At the Top, que cuenta con dos plantas situadas entre los pisos 124 y 125 del edificio, y por otro lado encontramos el mirador más alto del mundo, a la friolera de 555 metros, en la planta 148. Las entradas a ambos miradores del rascacielos se pueden adquirir a través de internet o directamente en las taquillas.

post-image

2.- Torre de Shangai. Rumbo a convertirse en el rascacielos más alto de China y el segundo rascacielos más alto del mundo, la torre diseñada por los arquitectos de Gensler ha superado recientemente los 632 metros. Al término de 2014, la mega estructura en espiral completará un trío de torres -además de la torre Jin Mao y el Shanghai World Financial Center- para convertirse en el centro comercial de la ciudad, uno de los principales centros financieros de Asia, desarrollados a partir de tierras agrícolas en tan sólo 20 años. Definido por una serie de jardines elevados, la torre albergará oficinas y locales comerciales Clase-A, así como un hotel de lujo y lugares de interés cultural. Sigue leyendo para saber cómo la estructura de la Torre Shanghái ahorró millones en su construcción y por qué va a lograr la Certificación LEED Oro.

post-image

3-. Torre Tinjin CTF. Tianjin CTF Finance Center es un rascacielos de 530 m de altura con un GFA total de 389,900 metros cuadrados, que consta de torres de 97 pisos, podio de 5 pisos y sótano de 4 pisos. Es un proyecto de desarrollo integral que comprende tiendas, oficinas, hoteles y departamentos con servicios.

Aparte de su tremenda altura, la fachada del edificio intrincada y con un diseño detallado es uno de los componentes más importantes que contribuyen al próximo icono del distrito. Al mismo tiempo, el diseño geométrico de la estructura de la fachada aumentó enormemente la complicación durante la construcción. RLP ha superado este problema mediante la aplicación de la última tecnología BIM. El proceso de construcción ahora se ha acelerado sustancialmente y se espera que el proyecto se complete en 2018. Este proyecto está en colaboración con SOM.

No hemos podido validar tu suscripción.
¡Gracias por suscribirte!

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.